Hola amigos y amigas. En esta nueva serie de artículos trataremos de forma profunda el comportamiento psicológico que deberíamos adoptar para tener unas relaciones sexuales de calidad. Bien es sabido que, a lo largo de la historia, los seductores han sido destacados por su gran potencial amatorio y sexual. Esto no es coincidencia, por lo que si queremos ser seductores naturales completos, debemos aprender profundamente el arte del sexo e introducirnos en sus más profundas raíces. Por ello, en esta serie os daremos las claves para pasar de ser un amante del montón a ser un artista y un maestro del sexo. A ser un seductor en su más profunda esencia.

Sé que probablemente muchos pensaréis que la seducción se acaba una vez que habéis llevado a la chica o al chico a la cama, pero nada más lejos de la realidad. La seducción no acaba (o no debería acabarse) nunca. Todo es seducción, empezando por las relaciones empresariales y acabando por las relaciones sexuales.

Pero centrémonos en lo más profundo del sexo. Antes de empezar a describir cada una de los componentes psicológicos del sexo, debéis dejar atrás todos los prejuicios, límites y limitaciones que la sociedad, religión y vosotros mismos os hayáis impuesto. Sólo así podréis disfrutar de las relaciones sexuales con total plenitud. Tenéis que ser trasgresores, diferenciándoos de los demás por la calidad del sexo que aportáis. Dicha calidad se fundamenta, además de por vuestra capacidad física (que ya vimos en un artículo anterior) por vuestra capacidad de estimulación psicológica hacia el otro sexo. El mayor órgano sexual es la mente. Si sabéis controlar vuestra mente y la de vuestro compañero/a durante el sexo, seréis capaces de proveer una calidad sexual prácticamente inmejorable, lo que se traducirá en una mayor autoestima y estima externa. Además, cabe decir que ser un amante sexualmente competitivo se subcomunica de manera inconsciente en las interacciones y es el mayor poder de ATRACCIÓN que existe. Ojo, de atracción, que no de seducción. En próximos artículos trataremos los mayores poderes de seducción: contraste y el misterio.

No hay que olvidar también que, durante el sexo, los papeles están establecidos. El buen sexo debe ser primario y con destreza. Debéis desinhibiros, el hombre es hombre y la mujer es mujer de la manera más pura posible y cada uno tiene los roles establecidos, si bien es cierto que se pueden (y deben) invertirse, pero eso lo veremos más adelante. Debéis tener claro que no hay que tener miedo en demostrar ser hombre o demostrar ser mujer durante el sexo. Hago énfasis en esto porque es muy importante que, pese a tener todos estos componentes psicológicos en cuenta, os dejéis llevar por lo que os apetezca en cada momento. Sólo así le daréis un toque único y no caeréis en algo mecánico. No hay nada más antimorboso que estar ante un “técnico del sexo”, es decir, alguien que se empeña en experimentar de una manera técnica casi perfecta. Chicos y chicas, la naturalidad debe primar por sobre todas las cosas. La experiencia se adquiere con el tiempo y debemos ser capaces de decir a nuestra pareja sexual todo aquello que nos gusta, nos disgusta, o nos hace gozar. Esto último es muy importante: LA COMUNICACIÓN ES IMPRESCINDIBLE. Si no nos comunicamos, caeremos en frustraciones. Los seres humanos, de momento, no somos adivinos y ante una nueva pareja sexual nunca sabremos al 100% lo que le gusta o no; por ello, debemos ser conscientes de que hay que decir con total confianza lo que estamos dispuestos o no a hacer, o lo que nos gustaría que nos hicieran. También cabe decir que eso se debería comunicar fuera del ámbito sexual, es decir, jamás durante el sexo. Eso le resta atractivo. Debemos ser perfectamente capaces de decir sin tapujos todo aquello que queramos acerca del sexo fuera del ámbito del dormitorio. Esto es especialmente importante para las parejas, en las que pueden surgir importantes frustraciones si no comunicamos de manera asertiva y con cariño todo aquello que nos parece bien o mal.

Sin más dilación, y quedando claras estas cosas, pasemos a describir los componentes psicológicos del sexo: Dominación, Emocionalidad, Variedad, Inmersión y Fluidez.

La relación entre estos componentes debe ser fluida, es decir, se debe ser capaz de ser variable a la vez que se está inmerso en el acto sexual. Dominación y emocionalidad forman un contraste de dualidad que debe estar presente siempre, incluyendo en todo momento la constante de la variedad. Es como una ecuación en la que deben participar cada una de las variables. Un apartado merece la Fluidez en sí, que nos proveerá de mayor naturalidad a la hora de mejorar nuestras relaciones.

Libérate de tus cadenas para ser el mejor amante y seductor

El contraste en seducción es de las cosas más importantes y complicadas que existen, pero si eres capaz de controlarlo te harán un seductor muy competitivo y peligroso. En el sexo pasa igual: quien domina el contraste (dominación + emocionalidad) y la variedad, es capaz de proveer una gran cantidad de emociones que hacen adictivo a cualquiera.

Para finalizar la introducción, decir la importancia de los juegos preliminares en relación al sexo. A partir de ahora, erradicaremos el pensamiento de que primero se hacen juegos preliminares y después se practica el sexo. Esto es totalmente erróneo. TODO ES SEXO. Desde el inicio hasta el final, todo es lo mismo. Como ya explicó David Jungle en un artículo anterior, todo es sexo. Pero dentro del sexo tenemos el componente de la Variedad.

En resumen: Un seductor natural posee el arte de controlar el sexo, es capaz de comunicar sin tapujos lo que le gusta o le disgusta que le hagan y hace, se deja llevar durante el acto sexual y tiene en cuenta los roles de cada uno dentro del sexo, siempre teniendo en cuenta los componentes de Dominación, Emocionalidad, Variedad, Inmersión y Fluidez. Por último, hay que tener claro que el mayor motor sexual es la estimulación de la mente, que se hará a través del cuerpo. Hay que tener esto claro: El cuerpo se estimula a partir de la mente, y no al revés. Por ello, a muchas mujeres les cuesta llegar al orgasmo. Es porque no han sido psicológicamente estimuladas correctamente o ha faltado alguna de las variables (por norma general).

Recordad que las variables funcionan como un todo y han de estar equilibradas generalmente, si bien es cierto que la Variedad juega aquí un papel importante. Es importante no repetir siempre lo mismo y sorprender, pero sin caer tampoco en la rutina de sorprender. Es un concepto complicado, pero lo veréis más desarrollado en el apartado de Variedad.

En el artículo de la próxima semana trataremos el componente de la Dominación. Sé que ya lo esperáis con ansia…hasta entonces, ¡un afectuoso y sexual abrazo!

Massoni

 

 

 

*Esta serie de artículos está basada en “The Sex God Method ®”

Sobre El Autor

George Massoni es uno de los fundadores de Good Life. Actualmente desempeña labores como codirector, autor y asesor de salud y nutrición. Profesional de la medicina y de las relaciones sociales, su conocimiento siempre va orientado hacia la superación personal para obtener el éxito en todos los ámbitos de tu vida. Encuéntralo en Google+, Facebook, Twitter

¡Comenta con tu cuenta de Facebook!

4 Respuestas

  1. Andrés

    Os honra referenciar este artículo con Sex God porque efectivamente los conceptos salen de allí. Estaría bien que aportarais algo más en los proximos posts como experiencias prácticas para los que ya se hayan leído el libro. Pero insisto en que referenciar vuestras fuentes es muy noble.

    • David Carisma

      Hola Andrés

      Los primeros artículos tienen mucho que ver con ese libro y obviamente nos gusta ser honestos y citar una fuente cuando recurrimos a ella. Este libro lo leímos no hace mucho y nos sentimos bastante identificados con el, al mismo tiempo que lo citamos recomendamos leerlo al que no lo haya echo.

      No obstante esta serie se aventura mucho más larga y el tintero está bastante lleno de cosas nuevas. Por mi parte aportaré mi visión Tantrica a esta serie de Psicología del Sexo, e intentaré haceros llegar una nueva concepción del sexo Tantrico mezclado con el dominante que os aportará variedad y experiencias más profundas.

      Un abrazo compañero!